MÁS CUALIDADES DE LA TERAPIA INTENSIVA

Cuando hablamos de terapia intensiva, hacemos referencia a la realización de sesiones ABA de manera diaria y con mayor duración que las sesiones estándar, para la consecución de objetivos planteados y la adquisición de habilidades pautadas en un menor periodo de tiempo.

Dichas terapias se encuentran centradas en el aprendizaje del niño/a, la regulación de su conducta, las habilidades de autonomía, capacidad de atención, adquisición de habilidades sociales, etc.

El contexto escolar del niño supone una formación diaria y constante para él, encontrándose inmerso en este contexto la mayor parte de su día.

La formación escolar opta por la constancia en la aplicación de materias y contenidos, así como en una consecución de objetivos, teniendo en cuenta la asiduidad de la jornada escolar y de los beneficios que esto conlleva gracias al tiempo que para el niño supone y gracias a ello, su formación continuada.

Teniendo en cuenta esto, mediante la realización de sesiones de terapia intensiva con niños supondría que podrían conseguir mejores resultados y beneficios en su desarrollo, ya que se trataría de una terapia constante e intensa, que permite la consecución de objetivos a más corto plazo.

Las sesiones intensivas además, debido a su continuidad, permiten que las destrezas y habilidades logradas se mantengan a lo largo del tiempo y también se puedan aplicar y extrapolar a otros contextos de la vida cotidiana.

Al ser una terapia que consta de un gran número de horas semanales, permite trabajar con el niño todas las áreas de desarrollo en función de sus necesidades y partiendo de la base que posea, siendo unas sesiones individualizadas y personalizadas.

En las sesiones aplicadas se realizan los aprendizajes de manera lúdica, lo que hace que suponga un elemento motivador y atractivo para el pequeño y así se muestre activo e inmerso en la dinámica de enseñanza-aprendizaje.

Además de llevar a cabo una metodología activa, se realizan algunas actividades derivadas de la integración sensorial, habilidades sociales y emocionales, actividades centradas en la mejora de la motricidad, la concentración y la organización conductual.