Skip to content

1. EVALUACIÓN DE HABILIDADES DE LAS QUE PARTE EL NIÑO

Al inicio de la intervención se evalúan todas las habilidades que el niño tiene y se parte de ellas para trabajar las que no tiene. Se trabajan las habilidades básicas para el aprendizaje con el objetivo de lograr que el alumno pueda aprender por si mismo.

Se desgranan todos los comportamientos (hitos del desarrollo) naturales en un niño y aplica los principios básicos de aprendizaje para aumentar o disminuir conductas hasta ir logrando habilidades con el objetivo último de adaptar el tratamiento al niño, fomentando la mayor autonomía e independencia.

Busca definir relaciones funcionales, midiendo las respuestas del alumno, y evaluando de una forma objetiva avances- retrocesos- dependencia de ayudas externas.

 

2. PROGRAMAS INDIVIDUALIZADOS

A partir de esta evaluación se elabora una programación totalmente individualizada. En función de las capacidades y dificultades cada niño se pautan unas ayudas, unos procedimientos y unos criterios de logro que se irán revisando continuamente para comprobar su eficacia.

 

3. SUPERVISIÓN CONTINUA

La programación se revisa de forma continua para asegurar la eficacia de los procedimientos y objetivos pautados. Se revisa, modifican o amplían en función de los datos tomados durante las sesiones.

 

4. BASADA EN EL REFUERZO

La eficacia de la intervención radica en conseguir motivar a los alumnos para aprender. Se parte siempre de las cosas que le gustan al niño para conseguir motivarles y así conseguir aprendizajes reales y funcionales.

 

5. SE APLICAN TÉCNICAS DE MODIFICACION DE CONDUCTA

A través de la aplicación de diferentes técnicas de modificación de conducta se busca conseguir aumentar las conductas adecuadas y reducir las conductas inadecuadas

 

6. INTERVENCIÓN EN DIFERENTES CONTEXTOS

Se intenta trabajar completando la terapia con una intervención en contexto natural (familia y escuela) además de dar una formación adecuada a la familia para intervenir en las dificultades que vayan surgiendo en el día a día. Se busca lograr la generalización de los aprendizajes a todos los contextos en los que interviene el niño.

 

7. COORDINACIÓN CON INSTITUCIONES

Se realiza una coordinación con todas las instituciones a las que asiste el niño (colegio, otras terapias, etc.) con el objetivo de lograr una coordinación de todos los profesionales que trabajan con él,

 

8. SISTEMATICIDAD

ABA es la única metodología demostrada científicamente eficaz para niños con TEA. Se realiza una toma de datos de todos los procedimientos que se llevan a cabo con el niño. Estos datos son en los que se basa la terapia para indicar que un procedimiento es válido o no.

 

9. PARTICIPACIÓN DE LA FAMILIA

La familia es una parte muy importante en la intervención por ello se realizan formaciones continuas para que adquieran competencias para que puedan solventar las dificultades que les surjan en el día a día y poder asi mejorar su calidad de vida.

Play Video