Skip to content

La detección y la intervención temprana son fundamentales para favorecer y potenciar el desarrollo máximo de las habilidades y capacidades del niño.

A continuación se detallan algunas señales de alerta, pero si  se observara algún síntoma raro deben acudir al neuropediatra para que le haga pruebas estandarizadas de diagnóstico.

 

SEÑALES DE ALERTA:

 

  1. Comunicación social
  • No responde a su nombre cuando le llaman.
  • Contacto ocular extraño, ni fija la mirada o no sigue con la mirada cuando el adulto mira a un objeto.
  • Llora todo el tiempo sin motivo justificado o no llora nada
  • No sonríe como respuesta  a la sonrisa de un adulto (esto aparece a partir de los 3 meses)
  • Muestra falta de interés por juegos de interacción social
  • No señala para pedir o comunicar que quiere algo (a partir de los 11 meses)
  • No coordina la mirada, los gestos y las vocalizaciones

 

  1. Lenguaje
    • Retraso o ausencia de lenguaje
    • Sonidos extraños o ausencia de balbuceo
    • Tono de voz alterado
    • No comprende instrucciones sencillas
    • Retraso o ausencia de comprensión oral

 

  1. Juego
    • Ausencia de juego o juega y manipula los objetos de forma extraña o repetitiva (alinear objetos, apilarlos, los mira de forma extraña,…)
    • No muestra interés por juegos
    • Ausencia de imitación

 

  1. Comportamientos restringidos o repetitivos
    • Fijación visual atípica o inspección inusual de objetos (mirar insistentemente luces, sus manos, sombras,..)
    • Sensibilidad a sonidos
    • Conductas motoras repetitivas, posturas atípicas o movimientos motores extraños.
    • Alteración en la regulación de los patrones de sueño, comida y atención.
Play Video