El Análisis Aplicado de Conducta (ABA) es actualmente el único tratamiento verificado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como efectivo en el tratamiento de niños con TEA o TGD. La metodología ABA es sistemática e interviene en todas las habilidades significativas para el desarrollo del niño y la mejora de la calidad de vida de sus familias.

Interviene también en aquellas barreras que dificultan el aprendizaje del niño de habilidades funcionales. Se trata de un tratamiento individualizado que con una adecuada programación, permite que los niños generalicen todos sus aprendizajes de una manera motivadora y en base a sus propios intereses a través del refuerzo (premio), como principal vía para motivar e incentivar el aprendizaje.

  • Áreas de intervención
  • Intervención individualizada

Áreas de intervención

Nuestro centro trabaja principalmente con población infanto-juvenil (12 meses hasta los 16 años)  y  especialistas atención temprana. En función de la habilidad y necesidades requeridas por cada niño se diseña una programación concreto pautando objetivos realistas, ajustados y significativos para cada alumno y su contexto familiar.

Es fundamental el trabajo estrecho entre el equipo de terapeutas, supervisora y familia. Las áreas dónde hacemos un mayor hincapié son:

  • Hábitos de autonomía
  • Habilidades de comunicación
  • Habilidades académicas
  • Habilidades de juego
  • Ampliación de intereses
  • Habilidades sociales
  • Emociones
  • Dificultades de conducta
  • Obsesiones y comportamientos ritualistas
  • Habilidades de imitación
  • Habilidades de atención

Intervención individualizada

En todos los casos, se evalúan las motivaciones y preferencias del niño para cualquier intervención, partir en cualquier intervención de las fortalezas particulares, aptitudes, motivación, objetivos propios y significativos en función del alumno y su contexto. Se trata de encontrar la forma en la que cada niño aprende cada habilidad que queremos enseñarle, o que mantiene aquello que no queremos que se repita, es decir, encontrar la motivación de nuestros pequeños para “enseñarlos a aprender” y reconducir los aprendizajes hacia conductas funcionales.

Buscar la manera en la que cada niño aprende , cada una de las habilidades es uno de los objetivos más importantes de la supervisora clínica asignada.

Habla con nosotras

914 21 69 73

De lunes a Viernes: 15:30 - 20:30

info@abaloo.es

También puedes contactar vía email